Cuba y Alemania unidas en la ortopedia

http://www.centrovision.icrt.cu/index.php/noticias2/principales/item/4538-cuba-y-alemania-unidas-en-la-ortopedia

Cuba y Alemania unidas en la ortopedia

El convenio entre ambos países elevará la calidad en la fabricación de prótesis cubanas, con vista a comercializarse también en América Latina.
La empresa alemana Otto Bock, referente a nivel internacional en la fabricación de prótesis de los miembros superiores e inferiores así como de aparatos ortopédicos, invertirá alrededor de 3.5 millones de euros en la fábrica cubana Ortop del Hospital Frank País para impulsar la ortopedia cubana y de América Latina.
Pese a los progresos en la institución capitalina, las prótesis de factura nacional no tenían la calidad ansiada por los especialistas. De ahí que surgiera este hermanamiento en aras de perfeccionar el trabajo y convertir a Cuba en referente continental en los próximos años.
Fundada en Alemania, Otto Bock posee varios centros de investigación y desarrollo, con más de 42 filiales a nivel mundial. En Centroamérica y el Caribe, México está al frente de la corporación, que presenta su quehacer y novedades científicas en la expoferia efectuada en el marco del XXV Congreso Internacional de Ortopedia y Traumatología, con sede en Trinidad.
Mónica Guadalajara, encargada del área de marketing de Otto Bock en México, explicó a Escambray que la compañía fabrica componentes de prótesis para las personas que han perdido algún miembro, desde lo más básico hasta lo más avanzado y tiene muy buenos resultados con los productos mecatrónicos, como rodillas que se programan por computadora y algunas manos especiales con funcionalidad en los dedos para realizar diversas actividades.
La participante mexicana agregó que, igualmente, la firma alemana maneja la línea de órtesis de rehabilitación para lesiones infantiles, daños en los ligamentos e instrumental posoperatorio de cirugías de columna, rodilla o tobillo, además de incursionar en la neuro estimulación para pacientes con daños en las piernas y así ayudar a una mejor funcionalidad al andar.
“La idea es poder comercializar los productos, dependiendo de las características de cada paciente como las facilidades de colocación, el clima, el peso, la edad… para que las personas con estos padecimientos puedan trabajar o desempeñar distintas funciones”, subrayó.
Para constatar en el terreno los méritos alcanzados, ofrecen el testimonio de Leonel Ramírez Muñoz, paciente modelo de 29 años, amputado bilateral a causa de un accidente automovilístico, quien maneja unos pies con fibras de carbono, lo cual evita la degeneración de la piel. “Este es un producto que no habíamos mostrado en Cuba. Se pretende aplicar la experiencia en menores de edad”, apuntó Mónica Guadalajara.
Los recintos del laboratorio del Frank País recibirán los beneficios del intercambio, sobre todo en lo concerniente a maquinaria, equipamiento técnico, materiales específicos, entre otras facilidades necesarias para elaborar plantillas, componentes plásticos y otros elementos.
Al decir del doctor Rodrigo Álvarez Cambras, representante de la parte cubana en las negociaciones, Otto Bock invierte por estos días, además, en la zona de desarrollo del Mariel con la construcción de una fábrica, donde también se elaborarán piezas para Cuba y América Latina. “Nuestras aspiraciones son grandes: queremos incursionar también en lo referido a manos y piernas bioeléctricas, que no se fabrican aquí ni en casi ningún país latinoamericano. Estamos seguros que será un gran éxito para Cuba”, concluyó Álvarez Cambras.

Deja un comentario

Your email address will not be published.