Cómo superé mi lesión de Ligamento Cruzado Anterior

http://tufisio.net/como-supere-mi-lesion-de-ligamento-cruzado-anterior-ii.html

Cómo superé mi lesión de Ligamento Cruzado Anterior

Publicado el  a las  por  412 comentarios
Hoy nos cambiamos los papeles. Yo publico en uncafelitoalasonce.com un artículo sobre consejos para dar un relajante masaje en pareja en casa. Ese blog ya os lo he recomendado varias veces por sus consejos prácticos sobre temas tan diversos como trabajo, vida en pareja, sofware, libros interesantes, formas de ahorrar y mil trucos más. No os lo perdáis. Por su parte Aitor, de uncafelitoalasonce.com escribe en tufisio.net un artículo sobre cómo se recuperó y volvió a practicar deporte después de una lesión de ligamento cruzado anterior de rodilla. Creo que puede ser muy interesante para dar ánimos a personas en situaciones similares. Creo que os puede resultar muy útil, así que no os perdáis ninguno de los dos textos y dejadnos vuestros comentarios.
 El balón me pasó muy por encima, y sabía que tenía al delantero a mi espalda. Todavía le quedaría un central por superar, pero yo era el medio centro defensivo, así que mi obligación era bajar a toda prisa y ayudar en defensa. Justo en ese momento ocurrió. Un chasquido seco y el dolor más intenso que había sentido nunca. Según me caía sobre el césped artificial del campo, un pensamiento cruzó mi mente “se me ha acabado el fútbol”.
Un año más tarde, tras una operación de ligamento cruzado anterior (LCA) y unos meses de rehabilitación, estaba otra vez dando patadas. Voy a decirlo muy claro. El ligamento cruzado es una lesión grave, pero se cura hasta el punto de volver a estar como si nunca te hubieras roto la rodilla. Otra cosa bien clara. Que ningún médico, jamás, os diga que lo mejor es que dejéis de jugar o hacer deporte por una lesión del cruzado. A todos se lo sugieren, y claro, como lo dice un médico… Pues bien, os voy a compartir algo curioso. Yo no tenia ligamento cruzado. Exacto, no lo tenía. Cuando me lesione, o eso creía yo, ya lo tenía roto. ¿Y cómo es posible? No quiero sacar pecho pero, fue la potente musculatura que tenía en las piernas la que me mantuvo en pie y jugando al fútbol, muchos años antes de que me “rompiera” definitivamente y tuviera que pasar por el quirófano. Conclusión. Músculo para tus piernas_ cuanto más mejor.
Mi médico, aunque yo en ese momento tenía 27 años, me recomendó dejar el fútbol, y hacer rehabilitación sin operación. Pero yo quería seguir jugando, asi que fui directo al quirófano. Tuve la gran suerte, creo yo, de que el traumatólogo que me operó usó una técnica de operación de rodilla, distinta a la habitual. Hasta entonces, la operación de LCA, que es una reconstrucción del ligamento, se hacía cogiendo tejido de la rótula (una pequeña parte en el medio) y usando esta parte como nuevo ligamento. El problema es que el tendón rotuliano es muy duro, y eso complica la recuperación, porque es necesario darle más flexibilidad para que la rodilla recupera al 100% la rotación.
Mi operación fue distinta. A mi me quitaron el ligamento semitendinoso, y lo usaron como nuevo LCA. La ventaja es que es más flexible y la recuperación es más facil (que no más corta). Como todo en la vida, hay defensores y detractores de cada técnica. Lo mejor es que lo hables con tu médico y le expongas lo que sabes y tus dudas, y que te enteres bien de lo que te dice. La operación fue bien, incluso la vi por un monitor. Eso si, si eres aprensivo ni se te ocurra. Te taladran con una broca. Literalmente. Impresiona.  Se realiza mediante la técnica de artroscopia, menos invasiva que operaciones de otro tipo, que dejaban grandes cicatrices y aumentaban el tiempo de recuperación.
Lo que no perdonaré jamás a los médicos y/o enfermeros es el postoperatorio. A mi me dolió de cojones. De buen gusto hubiera aceptado un buen chute de cualquier tipo de opiáceos. Pero lo que me daban era demasiado flojo.

Cómo fue la recuperación

Ya en el hospital pude doblar la rodilla unos 45º y en dos días estaba en casa. Luego el infierno de las muletas y a esperar para la fisioterapia. Los ejercicios de rehabilitación van encaminados a fortalezer el músculo y a recuperar ángulo de flexión de la rodilla. Lo que os puedo adelantar es que vais a perder mucha masa muscular si nofortalecéis los cuádriceps. De hecho, el grave error que cometí yo (porque no había leído antes este artículo) es no hacer unos ejercicios duros de pesas (sin comprometer la rodilla) para evitar esa pérdida. Mi pierna derecha se quedó hecha un palillo, es increíble lo rápido que se pierde músculo, simplemente por no caminar.

Cómo fue la vuelta a la atividad deportiva.

Al principio con miedo. Para que os hagáis una idea me lesioné en diciembre. Me operé en enero. En junio volví a jugar un pachanguita con mi equipo. Algo más de media temporada. Realmente no estuve en forma hasta diciembre del siguiente año. Sobre todo porque no sabes hasta dónde puedes llegar, y pierdes muchas sensaciones del juego. Durante algún tiempo más estuve sin poder flexionar al 100% la rodilla, pero de vez en cuando hacía ejercicios para fortalezarla, como una sentadilla sobre una pierna. Secuelas. Cero. Asi de simple. Si te parece grave lo tuyo, Mikel Aramburu de la Real Sociedad se hizo la pentada y volvió a jugar. Como la pentada es (creo) lo máximo que te puedes estropear la rodilla, si el pudo, tu también. No hay excusas, deja de quejarte y pasa a la acción. Trabajo y ánimo.

Lecciones aprendidas y consejos:

  • Es muy importante tener una buena musculatura para prevenir la lesión de LCA.
  • No dejes que nadie te diga que debes dejar el deporte por una lesión de LCA
  • Todo lo que fortalezcas y hagas para mantener la masa muscular de tus piernas es poco. Esto se aplica tanto a la prevención como a la recuperación.

Conclusión por parte de tufisio.net

El objetivo del texto no es que os fijéis en las situaciones concretas o en el modo de proceder simplemente. Cada persona es diferente y cada lesión lo es también, y no todas van a responder igual a los mismos tratamientos. No obstante la idea es que el texto os sirva para vencer miedos y dudas y tener fe en que la recuperación es posible después de una lesión, ya sea de LCA o de otro tipo. Lógicamente hay lesiones más fuertes que dejan secuelas más graves pero, aun así, la actitud de la persona y su voluntad para recuperase son una parte fundamental, por no decir la más importante. Así que no perdáis nunca la motivación. Mucho ánimo y contad con nuestro apoyo.


¿Os habéis encontrado en situaciones similares, con lesiones que os hayan hecho plantearos abandonar la actividad deportiva? ¿Volvísteis a practicar deporte? Compartidlo con nosotros.



Read more: http://tufisio.net/como-supere-mi-lesion-de-ligamento-cruzado-anterior-ii.html#ixzz32q32nWGa

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.