La reducción auto impuesta de la actividad física por temor a sufrir otras caídas, causa una reducción de la densidad ósea y fuerza muscular

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.